Información: 902 140 044
IBERMÁTICA, INDUSTRIA 4.0

Los Workflows de RPS consisten en una automatización de procesos manuales acotados en el margen de las funcionalidades de RPS, y el seguimiento de las ejecuciones de los mismos. Una vez formados nuestros clientes tienen la capacidad y la autonomía para generar estos Workflows de forma totalmente independiente.

workflow

Algunos ejemplos de casos reales de automatización que hemos implementado:

Creación de clientes: El Workflow detecta la creación de un nuevo cliente, lo bloquea para el alta de pedidos u ofertas, y a continuación crea dos notificaciones en paralelo: una para el director financiero y otra al director comercial para que revisen los datos. Una vez revisado por ambos se desbloquea el cliente.

Creación de artículos nuevos: El Workflow se lanza manualmente y ejecuta la creación de un artículo entre distintos departamentos. Cada usuario responsable de su departamento debe introducir una serie de datos relevantes que el Workflow le exige:

– El usuario 1 introduce la línea de producto y la descripción.
– El usuario 2 introduce la familia, la unidad de medida y el proveedor.

El resto de los datos los rellena de forma automática el Workflow en base a los parámetros introducidos por ambos usuarios.

Aprobación de facturas de compra: Se establecen unos responsables de aprobar las facturas en función del centro de coste (Material informático, RRHH, Logística, Marketing, …) y de unos umbrales de precio para cada uno.
La factura irá pasando por los distintos departamentos para ser aprobada o rechazada. Con la última aprobación se libera la factura para su pago. Si se rechaza la factura se pedirá un motivo y el Workflow lo notificará al usuario que introdujo la factura.

Portal de proveedores:
– Problemática: Se trata de una empresa que necesita disponer certificaciones y documentación de sus proveedores y de los empleados de estos.
– Solución por Workflow: Se envían notificaciones automáticas vía email a los proveedores recordándoles que tienen que aportar la documentación necesaria en función de la tipología de proveedor. Se tratan también las fechas de caducidad de los documentos que nos envían, de forma que estás notificaciones se enviarán unos días antes del vencimiento de los mismos.

Cuando el proveedor recibe el mail se le propone entrar a un portal con él mismo subirá la documentación requerida. Una vez hecho llegará una notificación al usuario responsable de revisar la documentación, que tendrá la posibilidad de rechazar o aprobar el documento. En caso de rechazo le llegará de nuevo la petición al proveedor. Si la documentación que está aportando el proveedor no cumple con una serie de parámetros se rechaza y se le pide de nuevo el documento correcto.

Con un sistema de RPA podríamos obtener información de múltiples aplicaciones, ya sean web, correo, escáner de PDFs para extraer información, Excel, … Un ejemplo sería que el RPA revisara los correos e interpretara la acción a realizar, por ejemplo:

– Si en el asunto del mail encuentra las palabras clave “la base de datos de no funciona” que automáticamente reinicie el servicio de base de datos.

– Un cliente que nos está enviando un de pedido con un adjunto en PDF: el RPA podría leer el adjunto, extraer e introducir los datos en RPS. Si conocemos el formato de los PDF que nos envía el cliente en cuestión, se podría utilizar fácilmente una herramienta OCR.

En Ibermática contamos con una amplia experiencia en procesos de automatización de Workflows, de todo tipo de complejidades y aplicaciones, y en distintos perfiles de clientes que abarcan proyectos desde pequeñas empresas a grandes corporaciones.

contacto


0

X