Información: 902 140 044
ERP, IBERMÁTICA
Los empleados de una organización pueden llegar a perder un porcentaje alto de su tiempo de trabajo buscando desesperadamente materia prima dentro del almacén de la empresa. Esta afirmación que parece tan fría, es la realidad que viven la mayoría de las empresas en su situación cotidiana.

El contacto con nuestros clientes nos hace reflexionar de manera insistente en este tema. Muchos de ellos están en una fase inicial donde lo interesante y necesario es saber al menos dónde está ubicada la materia prima. Otros han avanzado más hasta llegar a saber el recorrido de esa mercancía desde que entró al almacén hasta que salió y cómo salió. Dentro del sistema de gestión pasa a ser crítica la necesidad de conocer nuestras existencias antes de poner en marcha peticiones de compra.


Preguntas frecuentes a la hora de organizar un almacén
Ellos mismos responden a las preguntas más frecuentes que nos hacemos alrededor de este tema:

–          ¿Cómo elimino el coste que genera tener almacenes con materia prima abundante no necesaria?

–          ¿Cómo evito tener almacenaje obsoleto?

–          ¿Cómo puedo sacar más partido al tiempo de mis operarios?

–          ¿Cómo puedo tener un rastro real de los productos que entran en mi almacén? (En algunos sectores es crítico tener el detalle)

–          ¿Cómo puedo optimizar el tiempo que empleamos en otros departamentos en función del conocimiento real de nuestro almacén?

–          ¿Puedo optimizar mis plazos de entrega?

En el entorno industrial, donde la mayoría de las empresas pasan por una fase de creación o bien realizada por nosotros dentro de la organización o bien realizada por agentes externos (Colaboradores, clientes, etc.) que se traducirá en una fabricación final, es crítico conocer de qué materia prima dispongo para adecuar esta primera fase a mis existencias de cara a mantener los plazos de entrega que hemos facilitado. Una mala gestión de nuestros almacenes deriva en la indiferencia a la hora de “crear” nuestro diseño (“si no conozco lo que tengo difícilmente podré diseñar que lo utilice”) Nuestros clientes proponen este conocimiento en la fase inicial, para que posteriormente no tengamos problemas en el acopio de material.

Factores que afectan en la RENTABILIDAD de las organizaciones
Un factor importante que afectan directamente en la RENTABILIDAD de las organizaciones viene derivado del control precisamente de los costes indirectos. Al final, todo se reduce en un margen, pero en este margen hay muchos factores que inciden indirectamente y que muchas veces no son tenidos en cuenta:

–          Una gestión incorrecta de la materia prima que entra y sale del almacén puede derivar en un balanceo negativo de nuestro margen comercial.

–          Si no damos salida a nuestro material de una manera u otra y acaba en el “rincón obsoleto no utilizable”…alguien tendrá que asumir el coste…

–          Si mi equipo pasa el día buscando cosas por el almacén, obviamente no lo estoy haciendo bien.

–          Si no sé de donde sale lo que vendí que previamente fabriqué, puedo tener problemas de auditoría y en función de mi dedicación problemas más graves.

–          Si no soy capaz de tener departamentos integrados que sean capaces de usar la información que se genera en otros departamentos, por el camino estaré perdiendo margen.

–          Si me comprometo a una fecha para entregar algo y no puedo cumplirla, tendré penalizaciones.

Ibermática lleva muchos años construyendo escenarios óptimos para clientes que han pasado por esta problemática, entendiendo dónde se debe incidir para mejorar procesos de la organización que muchas veces no son visibles a primera vista pero que suponen una repercusión directa sobre el margen de cada proyecto y por tanto de la RENTABILIDAD de las empresas.

Si quieres saber más no dudes en contactar con nosotros:


0

X