Cómo elegir la solución ERP en tu empresa

Fecha del evento:

Hora de inicio:

Hora de fin:

Lugar:

Ponentes:

Solución ERP

¿Cómo elegir la solución ERP en tu Pyme industrial?

Esta pregunta es una cuestión de primer nivel para una empresa y no precisamente por el nivel de inversión económica que entraña esta decisión. Ser capaces de dar en el clavo para acertar o no en una decisión estratégica de esta envergadura, puede afectar directamente en los procesos de producción de nuestra empresa. Así que acompáñanos en esta pequeña guía sobre qué criterios son los más importantes para elegir un ERP para una Pyme industrial.

Los criterios para elegir una solución ERP para una Pyme industrial

La cadena de valor en la industria nos lleva a considerar que si no acertamos con la elección de nuestro ERP, podemos generar un perjuicio en las operaciones del día a día. Esta mala decisión nos llevaría a perder la competitividad de nuestro negocio durante un largo tiempo.

Aun así, esta decisión no es en absoluto fácil para la empresa ya que muchas no disponen del conocimiento, ni de la experiencia para acertar con esta elección. Así que ¿cuáles son los criterios?

Un ERP debe estar diseñado específicamente para tu industria

No nos vale un ERP generalista si nuestra empresa es una Pyme industrial. La implantación de un ERP en una empresa implica que los procesos de desarrollo deben tener un software a medida.

Así mismo y por sus características, el ERP debe cubrir de forma estandarizada todos los requerimientos de los procesos industriales. El objetivo es funcionalidad 100% estándar para la industria.

El sistema ERP, además, debe ser modular. No podemos abordar la implantación a lo largo de nuestra cadena de montaje de una sola vez y debe poder realizarse de manera gradual, ya sea por módulos o fases. Para poder adaptarse a cada una de las situaciones de la empresa, debe permitir un alto grado de parametrización.

Diseño industrial de un ERP
En última instancia, el ERP debe tener la capacidad de adaptación a cualquier proceso, lo que implica que, si nuestro sistema de fabricación es ‘por proyecto’, ‘por proceso’ o ‘por patrones mixtos’, debemos lograr tener un ERP que responda a estas situaciones.

Capacidad de integración y colaboración en la cadena de valor de la industria

En el contexto en el que se mueven las Pyme actualmente, en plena transición hacia una Industria 4.0, el ERP debe estar preparado para integrarse en toda la cadena de valor de la industria, incluidos entornos de ingeniería, soluciones MES y de automatización industrial.

Además, debe ser capaz de orquestar todos los procesos de la empresa en una secuencia de tareas definida por cada rol de forma controlada y auditada, permitiendo establecer colaboraciones entre cualquier agente interno o externo.

Herramientas de administración avanzada:

Permiten el mantenimiento la autonomía por parte de la empresa en todo aquello relacionado con la personalización de la solución ERP (nuevos campos, nuevas pantallas,…), el reporting y el análisis de datos.

Capacidad de movilidad

El ERP debe ser compatible con nuestros dispositivos móviles, de forma que podamos acceder desde donde sea. Como si de nuestro correo electrónico u otro servicio móvil se tratara.

Elegir un proveedor especializado de soluciones industriales

Algo que es especialmente importante para seleccionar un ERP industrial es elegir bien con quién trabajamos. Todos los puntos que hemos comentado hasta ahora son condiciones necesarias para elegir un ERP, pero debemos saber con quién vamos a trabajar.

 

Estas son algunas de las claves para elegir un proveedor para la implantación de la solución ERP:

  • Una compañía solvente: que se garantice el presente y el futuro, evaluando su presencia geográfica y su capacidad de implantación
  • Proyectos en marcha: saber con quién trabaja esa empresa
  • Gestión del cambio: iniciativas encaminadas a minimizar el impacto organizativo del proyecto
  • Referencias de implantación: proyectos semejantes en que haya trabajado y que nos sirvan de ejemplo y experiencia previa
  • Modelo de soporte: saber si ese proveedor es funcional en la gestión de los errores y problemas.

Los costes del proyecto y su mantenimiento en un futuro

Es importante analizar los costes del proyecto, conociendo no sólo los costes de la implementación en su fase inicial, sino también los de su mantenimiento y soporte durante todo el proceso.

 

Debemos tener en cuenta el coste de las licencias del software ERP, que dependerán de la cantidad de módulos y usuarios que vayamos a contratar. También debemos conocer los costes del servicio del proyecto, evaluando los costes de la consultoría, parámetros para la solución, traspaso de datos…

 

Sin olvidar que debemos contar en los costes del soporte técnico que decida facturarnos nuestro proveedor y el coste del mantenimiento de la licencia ERP, determinando si se trata de un pago por año, semestre, trimestre o mes, o bien una licencia que únicamente pagamos una sola vez.

RPS, el ERP diseñado para la Industria 4.0

RPS es el software de gestión ERP de alto rendimiento desarrollado por Ibermática que ofrece a la empresa una gestión integrada de todas las áreas de negocio con una implantación sencilla y un rápido aprendizaje.

RPS permite adaptarse a los valores de automatización, digitalización, conexión e integración que exige la nueva Industria 4.0 para hacer frente al reto que supone la transformación por la que pasa la industria en la actualidad.

Si quieres descubrir más sobre el software de gestión RPS de Ibermática, te invitamos a que entres en esta página.

Artículos recomendados