IBERMÁTICA, Ingenieria

Cuándo utilizar un PLM o un PDM


Las empresas que diseñan sus productos tienen que tener en cuenta sus prioridades funcionales y organizacionales a la hora de elegir un buen sistema de gestión de la información. Estas prioridades pueden definirse por múltiples factores, como el volumen de información a manejar, equipos de trabajo implicados, presupuestos… pero también por conceptos que pueden resultar algo más difíciles de identificar como los silos de información presentes en la organización. Estos reductos de información serán determinantes para el éxito de la implantación de cualquier sistema de gestión basada en la información de los productos y en este artículo, vamos a explicar las diferencias principales entre dos sistemas que normalmente son difíciles de diferenciar entre sí, para que puedas elegir cuál se adapta mejor a tus necesidades y modelo de información. Hablamos de los sistemas de gestión PLM y PDM


PLM vs PDM
¿Qué es un sistema PLM?
PLM (Product Lifecycle Management = Gestión del ciclo de vida de un producto) es un proceso transversal a la organización que permite el seguimiento, control y vigilancia sobre el ciclo de vida de un producto. Su funcionamiento es estratégico y muy amplio, ya que debe organizar todas las herramientas de software paralelas y centralizar las bases de datos utilizadas en el proceso de desarrollo de productos en una empresa. El proceso va desde la concepción de la idea, pasando por su diseño y fabricación.

Por tanto, el PLM recorre toda la vida del producto, vela por una información uniforme y corrige posibles errores, desde su concepto hasta su manufactura y distribución, y vela por la correcta disposición de técnicas y datos en todas las etapas intermedias. Además, puede identificar la obsolescencia de productos en venta.

Para conseguirlo, recibe información, feedback y apoyo de otros sistemas de software empleados en la organización de información de productos, como el propio ERP de la empresa, un BPM (Business Process Management), un CRM (Customer Relationship Management) o un PDM.


¿Qué es un sistema PDM?
PDM (Product Data Management = Gestión de datos de producto) el principal objetivo de esta herramienta es la gestión documental o administración de datos, responsabilizándose del control de versiones, especificaciones técnicas, permisos,…etc, garantizando que la organización utilice el documento correcto en cada momento.

Reutiliza tus diseños del PDM y optimiza tus proyectos
Sus objetivos son más específicos, encaminados a la correcta gestión de metadatos y archivos vinculados al diseño de productos que desarrolla una empresa. Resulta especialmente útil para los ingenieros, ya que almacena los archivos CAD o modelos 3D del producto y las relaciones entre ellos.

El PDM se encarga de que los datos de producto carezcan de errores, estén centralizados y sean fácilmente accesibles desde todos los equipos implicados en el proceso (desde diseño hasta ventas), y de que el sistema de almacenamiento sea seguro y garantice la privacidad de la compañía.

¿Es mejor un sistema PLM o un PDM?
No podemos definir qué software es mejor o peor para implementar en tu organización. Ya que para aquellas empresas con varios centros de trabajo repartidos en distintos países, un software de PDM puede ser más que suficiente, en especial para comenzar a asegurar el control sobre el proceso de diseño de productos. Además, os ahorrará recursos, al ser más fácil de instalar, e inversión inicial, pues resulta mucho más asequible, ya que para la implantación de un sistema PLM es necesario primero haber llegado a un nivel de madurez de procesos altos y disponer de una elevada inversión.

Cómo actuar cuando no sabes que sistema de gestión de información es el correcto
Desde Ibermática Industria creemos que esta discusión sobre la posible implementación de un PDM o un PLM es obsoleta, ya que el mundo industrial se encuentra inmerso en un momento decisivo, en el que, apoyado en la tecnología, puede alcanzar cotas de eficiencia y productividad nunca antes vistas. En este contexto, quizás el principal valor que la integración de sistemas puede aportar a las compañías es el de ayudarles a ser más ágiles, de forma que puedan adaptarse más rápidamente a un entorno que cada vez es más cambiante y exigente. La implementación de uno de estos sistemas descritos implicará la rotura de los silos de información, ya que favorecen la integración de los distintos departamentos.

Os recomiendo leer el documento “Cómo la Gestión Documental puede ayudar a romper los silos organizacionales”, que explica como dentro de una transformación digital la implementación de un sistema de gestión documental facilita la transferencia de información en las organizaciones, evitando retrabajos,. copias de papel innecesarias, mejoras en las decisiones al disponer de la información correcta y favorece nuevas dinámicas de colaboración en lar organizaciones.

La gestión documental en una empresa reside en los procesos transversales por lo que el sistema seleccionado debe estar integrado con los distintos sistemas desde la ingeniería a la planta. Es por ello que en Ibermática hemos dotado a nuestra plataforma “Manufacturing Innovation Platform” del mayor nivel de integración que cualquier pequeña o mediana industria puede encontrar hoy en día en el mercado. Y es que, en estos momentos, no vale plantearse una solución que sea suma de soluciones departamentales con silos de información; toca disponer de una propuesta global e integrada en datos, procesos y personas.

Reutiliza tus diseños del PDM y optimiza tus proyectos