Skip to content

¿Cómo elegir un Sistema ERP?

Fecha del evento:
Hora de inicio:
Hora de fin:
Lugar:
Ponentes:

Siempre es mejor aprender del éxito

Alguien dijo alguna vez que sumar conocimiento en las organizaciones a través del análisis de los fracasos es un desequilibrio que necesita ser revisado. Si el aprendizaje organizacional sólo suma cuando algo no va como se esperaba, estamos considerando una educación demasiado cara.

Después de describir los 7 factores a tener en cuenta para elegir un sistema ERP, y antes de continuar con los siguientes pasos, te proponemos “perder” un capítulo de esta guía curioseando en los éxitos ajenos.

En este post evaluaremos las experiencias en procesos de selección de un sistema ERP de las industrias de alto rendimiento, concretamente en ese 20% de industrias con mejores ratios de rendimiento, en relación con los de la media industrial, el 50% siguiente, o los de la industria rezagada, el último 30% de las industrias.

En una interesante encuesta en relación a los últimos procesos de selección de ERP, estos fueron algunos de los resultados obtenidos:

Destacan en las industrias de alto rendimiento (IAR) los beneficios de una correcta selección de sistema ERP en el tiempo de implantación del mismo. Casi un 50% de reducción del tiempo medio del proyecto hasta el arranque sin duda representa un balón de aire fresco que ayuda a conseguir también grandes resultados en los ratios económicos. Terminar los proyectos en coste y plazo previsto son indicadores claros de éxito de la metodología empleada.

Los consejos del éxito

La citada encuesta sigue, y pregunta a las IAR, cuáles son sus reflexiones, cuales las enseñanzas que debemos obtener de su éxito, cual el camino que las organizaciones deben emprender para conseguir un proceso de selección e implantación de un sistema ERP exitoso. Sus respuestas son las siguientes:

  1. Desarrolla y define claramente un plan de implantación antes de la selección: el 71% de las IAR tiene un plan definido antes de iniciar la selección del sistema ERP. Saber exactamente lo que quieres antes de ir al mercado a buscarlo te ayudará también a fijar un camino claro durante la implantación.
  2. Valora la funcionalidad y facilidad de uso por encima del coste: el ahorro en la compra de un sistema ERP es un esfuerzo baldío si finalmente el proyecto es un fracaso.
  3. Obtén la opinión de todos los niveles de la organización: la consideración de equipos multidisciplinares y multifuncionales durante la selección del sistema ERP, asegura que todas las voces de la organización sean oídas y que el ERP sirva a todos los requerimientos departamentales.
  4. Alinea las capacidades del ERP con tus objetivos estratégicos y los de tu industria: Sera mucho más fácil desplegar un proyecto exitoso, si el sistema ERP es considerado como una herramienta para conseguir un objetivo estratégico empresarial. También es obvio que cualquier organización obtendrá mejores beneficios de una solución diseñada específicamente para su modelo de negocio o su tipo de industria.

A continuación, te dejamos un link con varios ejemplos de empresas que han mejorado en su proceso de digitalización gracias a la implantación de un sistema ERP:

Aprovechando estos ejemplos, nos gustaría hacer mención a RPS. RPS es un sistema de gestión empresarial, específico para PYMEs industriales.

RPS viene de nuestra mano, Ibermática. En Ibermática somos especialistas en la implantación de soluciones desde la ingeniería, hasta la planta. Nuestro propósito es mantener una visión global y la integración entre todos los departamentos de la empresa, de manera que la información fluya y se utilice el dato único como punto de partida.

Esto, permite un ahorro importante de costes, así como una optimización del trabajo total de la empresa, reduciendo en porcentajes muy altos los errores.

Si quieres más información sobre ventajas de tener un sistema ERP como RPS, no te pierdas nuestro próximo post.

Artículos recomendados