Skip to content

TRAZABILIDAD DE UN PRODUCTO: 4 PASOS A SEGUIR

trazabilidad de un producto

La trazabilidad de un producto es un aspecto crítico a gestionar en el sector alimentario y de obligado cumplimiento en la Unión Europea, desde el año 2005. Esto ya lo comentamos en el post «TRAZABILIDAD ALIMENTARIA: ¿CÓMO GESTIONARLA Y EVITAR PROBLEMAS?». Además, también hablábamos sobre los errores que se derivaban de la gestión manual de la trazabilidad, así como los beneficios que la digitalización de la misma proporcionaba.

Dentro de todas las etapas de la cadena de suministro, vamos a centrarnos en una planta productiva teniendo en cuenta que, dentro del concepto de empresa extendida a la que queremos dar respuesta, debemos integrar en la misma tanto a clientes como proveedores.

Existen diferentes soluciones en el mercado que pueden ayudarnos en el proceso de transformación digital de todos los procesos de gestión y control de la trazabilidad de un producto. En este post vamos a hablar de manera genérica sobre varias de ellas y nos centraremos en la respuesta que pueden dar a los diferentes procesos de la empresa.

PASO 1 EN LA TRAZABILIDAD DE UN PRODUCTO: AGRUPACIÓN DE PRODUCTOS E IDENTIFICACIÓN DE LOTES

Una vez definido cómo vamos a llevar a cabo la agrupación de productos, determinaremos la información que necesitamos registrar para cada producto. Además, definiremos el plan de actuación ante una alerta, que nos ayudará a encontrar e identificar de manera rápida los lotes y tener la trazabilidad del producto controlada.  

Cuando hablamos de identificar un lote, nos referimos a la materia prima, es decir, a aquellos artículos secundarios que debemos incorporar a la fabricación, a cualquier artículo que sea necesario trazar, al WIP y al producto final. 

Para ello, existen diferentes tecnologías como, por ejemplo, códigos de barras o RFID. Estos nos permitirán identificar de una manera sencilla los lotes, permitiendo que la información asociada a cada uno de ellos sea fácilmente registrable. Gracias a ello, se reducen de manera drástica los errores que se derivan del registro manual, facilitando la recopilación y explotación de la información asociada a dicho lote.

PASO 2: CONOCER TUS EXISTENCIAS

Para poder dar respuesta a una demanda a partir de pedidos en firme, contratos de suministro o previsiones de venta, será necesario conocer cuáles son nuestras existencias y ordenes lanzadas. Para ello, mediante un MRP II seremos capaces de determinar las propuestas de compra a proveedor y necesidades de fabricación.

Con este objetivo, junto con el secuenciador o planificador a capacidad finita y las órdenes de compra y fabricación, tendremos que recepcionar todos aquellos artículos necesarios para dar respuesta a la demanda.

PASO 3 EN LA TRAZABILIDAD DE UN PRODUCTO: REGISTRO DE DATOS

Para la trazabilidad de un producto, en el momento en el que lo recepcionamos, pasaremos a registrar todos aquellos datos que se hayan definido como necesarios, como pueden ser:

  • Pedido
  • Proveedor
  • Albarán
  • Lote de proveedor
  • Peso
  • Etc.

Asignándole un número de lote único e identificándolo mediante una etiqueta. Para cada artículo, previamente, se habrá definido una pauta de control de recepción. Mediante ello, se indicarán aquellas características variables o de atributo a controlar.

Una vez que el producto recibe el visto bueno, este es liberado y puede ser ubicado bien sea en silos, tanques o baldas. Asociado al resultado de los controles sometidos a la materia prima debe tenerse en cuenta que pueden existir contratos que afectaran al pago al proveedor.

PASO 4 EN LA TRAZABILIDAD DE UN PRODUCTO: CONOCER EN TIEMPO REAL QUÉ SE ESTÁ FABRICANDO

Una vez definido el proceso de fabricación de un producto, es decir, la ruta, BOM, “receta” procederemos a lanzar la orden de fabricación. Una vez esto se haga, y gracias a la digitalización del proceso productivo y la comunicación con máquinas, podremos registrar y conocer en tiempo real las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué se está fabricando?
  • ¿Dónde se está fabricando?
  • ¿Con qué lotes se está fabricando?
  • ¿Quién lo está fabricando?
  • ¿En qué condiciones?
  • ¿Existen diferencias entre la “receta” y el proceso de fabricación que se está llevando a cabo?
  • ¿Hay algún parámetro fuera de control?

Además, también se registrarán e identificarán, en tiempo real, los diferentes lotes de WIP o producto final que este fabricando.

VENTAJAS DE LA TRAZABILIDAD DE UN PRODUCTO

Teniendo todo esto en cuanta, podemos decir que, mediante la digitalización del proceso productivo, estaremos controlando que los lotes no se encuentran bloqueados, respetando fechas de caducidad y registrando alérgenos. De esta manera, seremos capaces de:

  1. Tener el proceso de fabricación bajo control.
  2. Conocer el balance de masas y cualquier indicador clave del proceso.
  3. Trazabilidad de un producto y del proceso de fabricación al 100%.

La eliminación de todo el papel en planta también es un requerimiento importante al que dar respuesta en la digitalización de la trazabilidad por el importante número de checklist que deben rellenarse en planta.

El producto final fabricado será identificado en proceso, teniendo la posibilidad de gestionar diferentes modelos de etiquetas en función del artículo, cliente, tipo de envase y destino. Al mismo tiempo, pudiéndonos comunicar con cualquier impresora para indicarle toda la información clave que deba contener la etiqueta previa a su ubicación.

CONCLUSIONES

Como conclusión, cabe destacar que mediante la digitalización seremos capaces de gestionar de manera sencilla el pedido de venta, asociando a cada pedido a servir el albarán de salida y lotes de material a servir. Además, también se controlarán, en todo momento, fechas de caducidad y FIFO. 

De esta manera, conseguiremos una trazabilidad total, tal y como se muestra en la siguiente imagen: 

trazabilidad de un producto

No te pierdas nuestro siguiente post, dónde hablaremos de OLANET Next como software de trazabilidad completa para tu empresa. 

Si quieres saber más sobre la trazabilidad de un producto, te dejamos aquí algunos posts que pueden resultarte interesantes:

-¿Cómo mejorar la gestión de trazabilidad de un producto?

-Por qué controlar la trazabilidad de tu producto en tu planta productiva

-Trazabilidad alimentaria: 5 procesos que ha de cubrir un sistema MES.

Mientras tanto, si quieres saber más sobre la trazabilidad de un producto y cómo gestionarlo de manera óptima, contacta con nosotros.

Artículos recomendados

organización de la empresa

NUEVAS FORMAS DE ORGANIZACIÓN DE UNA EMPRESA: La transformación digital el camino hacia la fluidez organizacional

Tabla de contenidos Los profesionales de la industria se enfrentan hoy a un creciente dilema sobre las formas de organización de una
SEGUIR LEYENDO
IATF 16949

¿QUÉ ES LA IATF 16949? LAS NORMAS DE CALIDAD EN LA INDUSTRIA DE AUTOMOCIÓN

La IAFT 16949 es una de las normas más complejas y exigentes en la industria de la automoción. En el
SEGUIR LEYENDO
Proceso de control de calidad

Proceso de control de calidad: ¿Por qué mejorarlo en la industria automóvil?

El proceso de control de calidad es totalmente integral y completo en la industria automóvil, esto es debido a que
SEGUIR LEYENDO