Skip to content

Soluciones modernas para conseguir una logística interna eficiente y un sistema de almacenamiento optimizado en la industria

Fecha del evento:
Hora de inicio:
Hora de fin:
Lugar:
Ponentes:

Estamos en un momento muy interesante de mercado ya que por una parte nos encontramos inmersos en lo que se está denominando como la 4 revolución industrial, basada en la transformación digital de la industria, así como en “la industria conectada” y por otro se ha socializado la tecnología digital haciéndose accesible a todo tipo de industria, con una amplia oferta de empresas tecnológicas que posibilitan acceder a la tecnología a unos precios muy razonables. Es por ello que a continuación describiremos como la tecnología digital y la automatización de procesos permitirán resolver los problemas detectados.

Los procesos de fabricación, la logística interna y los puntos de almacenamiento deben estar perfectamente integrados y sincronizados para conseguir una planta eficiente. Como primer paso resulta importante definir las zonas de almacenamiento de mercancía dentro de la planta industrial (almacén de materia prima, de obra en curso, bufferes de almacenamiento en las propias células de fabricación, almacén de producto terminado) e identificarlas, así como las ubicaciones contenidas en las mismas. Es importante que esta identificación disponga de código de barras o códigos datamatrix.

Así mismo resulta necesario identificar toda la mercancía que se mueva dentro de la planta industrial, ya sea la materia prima o componentes, el producto semielaborado o el producto terminado. Todo bulto movido en planta debe tener un identificador. Esta identificación será utilizada también para otros fines como por ejemplo el control que realizan los sistemas MES para controlar la trazabilidad.

Dependiendo del tipo de fabricación, la identificación puede ser por lote o unitaria, pudiendo tener identificado individualmente cada componente o elemento y a su vez las cajas donde se almacenan estos y los pallet donde se transportan los mismos.

Las técnicas más habituales de identificación de producto son las siguientes:

  • Etiqueta -. Esta podrá ser impresa en tiempo real con la información particular del producto y debería llevar código de barras o código datamatrix, para facilitar la lectura con cualquier sistema digital.

Este resulta ser el sistema de identificación más barato y por tanto es el más extendido, facilitando la lectura del producto a través de lectores de códigos de barras.

  • RFID -. Esta tecnología ha bajado mucho los precios y cada vez resulta ser más eficiente con lo que se está desplegando en el mercado a gran velocidad.
  • Marcado directamente sobre el producto -. Dentro del marcado sobre el producto, existen varias tecnologías ya maduras como son marcado con pintura, con chorro de tinta, por micropercusión, por estampación, por láser. Dependiendo la tecnología elegida los costes de inversión serán diferentes. Es importante que la marca lleve un código de barras o Datamatrix para automatizar la lectura de la información.

La identificación de producto y de la zona/ubicación de almacenamiento resulta indispensable para que junto con una aplicación de software de gestión de almacén se pueda tener el producto registrado y localizado en tiempo real.

Las aplicaciones software industrial integradas son la clave para disponer de un adecuado sistema de control de la planta industrial que permita tener a todos los elementos de las operaciones controlados.

En este sentido destacaríamos los siguientes tipos de software:

  • Software de control de almacén (SGA o WMS) -. Permiten gestionar los almacenes, controlando las existencias en tiempo real, así como la ubicación donde se encuentran el producto. Se consigue disponer de todo el producto localizado mediante inventario permanente.

Este tipo de software permite realizar un guiado informático al operario del proceso de logística interna y de almacén, minimizando y evitando errores de manipulación.

En este se establecen las estrategias de optimización como, cual es la ubicación optima donde depositar un producto, cual es producto optimo que hay que sacar y de donde para atender una demanda, como realizar un mejor aprovechamiento del espacio de almacenamiento, como incrementar la productividad de los operarios que trabajan en el almacén, cual es la estrategia más eficiente de preparación de pedidos.

Además, permite explotar toda la información registrada de forma sencilla y rápida, aportando avisos para la ayuda en la toma de actuaciones urgentes. Muestra KPI e indicadores que permite realizar una fácil toma de decisiones.

  • Software de control de logística interna-. Permiten controlar los movimientos de mercancía dentro de la planta industrial. Gestiona las peticiones de demanda y abastecimiento de materiales y establece estrategias de prioridad entre las peticiones. Las ordenes de demanda son presentadas a los carretilleros que se encargan del transporte indoor de los materiales y estos operarios confirman en este software la realización de los movimientos o las incidencias surgidas.
  • Sistema MES (Manufacturing Execution System) -. Software que permite controla la producción, gestionando la ruta de fabricación, controlando y registrando el consumo de materias primas y productos semielaborados, así como controlando la fabricación realizada e identificando el producto fabricado en las distintas fases de fabricación. Si bien este tipo de software presenta otras prestaciones adicionales, estas son las más importantes que afectan al movimiento de materiales.

Es muy importante disponer de una plataforma software industrial perfectamente integrada y en caso de disponer de varios softwares especializados que realizan diferentes funciones, todos ellos deberán estar integrados entre sí, así como con el software de gestión de la empresa (ERP). El objetivo es que el control de los materiales esté sincronizado a través de la integración de los softwares que controlan la planta.

Automatización de procesos

Otro tipo de solución muy demandada para resolver los problemas identificados, es la automatización de procesos. En este sentido destacamos las siguientes posibilidades de automatización para la logística interna:

  • Almacenes automatizado. Esta resulta ser una solución automática de alta productividad, optimizando los espacios de almacenamiento y los movimientos de transporte. En esta pueden existir carros, transelevadores, grúas o elementos móviles que se encarga de almacenar y extrae el producto en ubicaciones propia del citado almacén automatizado.

A través del almacén automatizado se consigue entrar, almacenar y sacar material en puntos fijos de la instalación sin la intervención del operario.

Esta solución en ocasiones es combinada con puestos de manipulación o líneas automáticas, posibilitando dar soluciones como por ejemplo de picking intensivo que, aunque suele ser realizado manualmente por los operarios puede ser abastecido por este tipo de almacén automatizado.

En esta solución se garantiza el conocimiento exacto del stock, así como el producto localizado en tiempo real, además del abastecimiento a la demanda con los mayores ratios de productividad posibles.

  • Carros automáticos. Este es un elemento cada vez más extendido en la industria y resuelve la problemática de la logística interna de forma automatizada. Es decir, garantiza que los productos lleguen a tiempo allí donde se necesitan de forma automatizada y sin la intervención de los operarios. De la misma forma que en el caso anterior, en este existen puntos fijos de entrega y de recogida de la mercancía donde el carro interacciona con las distintas instalaciones sean productivas o logísticas, encargándose de realizar los movimientos y la gestión de las peticiones de forma optimizada.
  • Transformación de proceso de trabajo desde procesos discreto a trabajar en línea. Esta es un tipo de solución que se aplica en fabricaciones muy concretas y no se puede aplicar a cualquier industria, consiste en implantar las operaciones de fabricación de un determinado producto en línea de fabricación y de forma secuencial. De esta forma y mediante líneas automatizadas se garantiza que el producto que sale de una fase de fabricación precedente llega a la siguiente de forma automática y sin la intervención del operario.

A través de este tipo de soluciones se garantizan los suministros a las distintas operaciones y se incrementa la productividad, evitando almacenamiento de obra en curso de producto semielaborado y movimiento logísticos manuales intermedios.

  • Células robotizadas. Estas son células flexibles de alta productividad, donde a través de Robot, manipuladores o pórticos automáticos se garantiza la alimentación, carga y descarga del producto en distintos puestos donde se realizan operaciones de fabricación de forma automatizada y sin la intervención del operario. A diferencia del caso anterior, en este caso no hace falta trabajar de forma secuencial, pudiendo establecer rutas con operaciones diferentes según el tipo de producto.

En este tipo de células pueden integrarse soluciones de almacén automatizado obteniendo mayor capacidad de producción.

En resumen, cada empresa presenta un grado de madurez tecnológica y aplicando estas técnicas y otras similares, bien de forma individual o combinada, bien de forma parcial o completa, se podrá obtener unos altos grados de productividad y una mayor eficiencia de las operaciones industriales. La combinación del software industrial y la automatización de procesos de fabricación y de logística interna, es la base para llegar a ser una industria del futuro o una Smart Factory.

Descubre cómo solucionar tus problemas de almacén, te invitamos a leer nuestro post: ALMACÉN AUTOMATIZADO Y LOGÍSTICA INTERNA.

Autor: IDS Industrial

Artículos recomendados